wassup, güasap, wa... what?

Las conversaciones alrededor de un café se dificultan interrumpidas con prepotentes pitidos o en su defecto vibraciones que avisan a su dueño de que lo que ese aparatito tiene que decir es mucho más importante que lo que sucede en su espacio-tiempo. Lo peor es que el dueño sin decir lo siento, asume que lo que le van a contar es mucho más importante y te deja con la palabra en la boca.

Las cavilaciones terminan con un click autómata en la palabra "search" que consigue terminar con cualquier debate surgido entre amigos.

Tus reflexiones no tienen ningún valor si no son publicadas, por lo menos consigues unos 18 "me gusta" y se comparten más de 3 veces.

Los viajes se convierten en verdaderos rallys fotográficos en los que nadie ve nada, pero se capturan más de 600 fotos que nunca más volverás a abrir, en vez de disfrutar del momento que estás viviendo.

Y lo peor es que las nuevas tecnologías poco a poco consiguen ocupar todo nuestro tiempo libre, ya no hay minutos vacíos que no sean rellenados con un click-click, bip-bip o un molesto prrííí-prrri.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial el dibujo y el diagnóstico del paciente. Yo estoy mucho más a gusto cuando no estou conectado a nada. Vivimos en la era Black Mirror.

Cordovader

Anónimo dijo...

Pues hoy salió el nuevo modelo de I-phone y me encantaría tenerlo en mis manos!
Preciosos dibujos!! Y muy ameno! Felicidades! Myruam

Rebeca Jiménez Pintos dijo...

ayyy nos tienen atrapados!!!