sigue el sendero de baldosas

Las ilustraciones de Érase que se era...
continúan su viaje a Málaga y Valladolid,
como Dorothy y sus amigos en el camino
de baldosas amarillas.