Nuestras vidas son los ríos...

que van a parar a la mar
que es el morir
allí van los señoríos
derechos a se acabar
e consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos,
allegados son iguales,
los que viven por sus manos
y los ricos.


Jorge Manrique 


Por todas esas cosas que aprendimos en el colegio y no se olvidan...
Otra Chica Shakespeare, Ofelia inundada por amor...

4 comentarios:

Violeta dijo...

Espectacular, de verdad, un punto de vista difícil que has sacado adelante sin ningún problema... ¡Vaya pestañotas!
Un saludo

maulula dijo...

Genial, con los brillos azules del cabello y la vida fluyendo por él!
que maravilla

elisa dijo...

Es preciosa, y muy poética.. Bonitas tramas y azules

Óscar del Amo dijo...

mírala, que puede a los grandes.